Hoy martes se disparó la contaminación por el cancerígeno benceno en Gijón


La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies solicitó información al Ayuntamiento de Gijón y a la Consejería de Infraestructuras del Gobierno del Principado de Asturias, para que detallen que pasó hoy martes 2 de mayo, por la mañana para que se disparara los niveles del cancerígeno benceno de nuevo en Gijón a valores importantes.

Los datos que facilitamos son los que publica el Gobierno del Principado de Asturias en su web, de acuerdo a su obligación de comunicación diaria de contaminación atmosférica y calidad del aire de la Directiva 2008/50/CE y el R.D 102/2011, cosa que no hace con las estaciones privadas que de forma intencionada ya que el Principado no facilita los datos en continuo de las estaciones privadas monitorizadas porque suelen ser peores datos que las de las públicas y eso que están escondidas. El Puerto del Musel tampoco facilita los datos de sus dos estaciones de control de la contaminación a diferencia del Puerto de Avilés que si facilita los datos de las estaciones propias que tiene.
Se disparó el cancerígeno benceno a las 8 horas que paso de 1,64 µg/m3 a 10,21 µg/m3 una subida del 622% en la estación de Pumarín que es la única que da datos en continuo del concejo, venimos reclamando desde hace años que debe haber medidores de benceno más cerca de la industria que de datos de este peligroso contaminante en continuo, no es razonable que solo haya este medidor en continuo en todo el área de Gijón.
Hay que recordar que el valor de referencia anual en las guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta 1,7 µg/m3 de media anual, la tolerante  normativa española está en 5 µg/m3  de media anual para este peligroso contaminante.
Este contaminante que no es habitual en Gijón se suman a otros picos que se vienen produciendo de forma habitual como las partículas, que hoy en Arena subieron de madrugada a 115 µg/m3 de PM10.
Los picos de contaminación atmosférica disparan los ingresos hospitalarios en Asturias por enfermedades respiratorias de acuerdo a un estudio epidemiológico realizado por la consejería de Sanidad del Principado de Asturias.
La evidencia científica no sugiere ningún umbral por debajo del cual no se prevean efectos adversos en salud tras la exposición a las partículas. Aún por debajo de los niveles de calidad de aire considerados como seguros por la legislación ambiental, las partículas se asocian con efectos nocivos sobre la salud, por lo que la OMS recomienda lograr las concentraciones de partículas más bajas posibles. Recomendación que el Principado incumple de forma significativa.

-Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.

Efectos en salud y ecosistemas

El benceno es un compuesto orgánico potencialmente carcinogénico que, tras ser inhalado y después de exposiciones prolongadas, puede ocasionar graves efectos sobre la salud humana, ya que afecta al sistema nervioso central y a la normal producción de células sanguíneas, puede deteriorar el sistema inmunitario y dañar el material genético celular, lo que a su vez puede original determinados tipos de cáncer (leucemia) así como malformaciones congénitas.

Sus efectos nocivos se dejan igualmente sentir sobre el medio ambiente, ya que resulta marcadamente tóxico para los organismos acuáticos y, en especial, sobre los invertebrados, en los que puede producir cambios genéticos (problemas reproductivos, malformaciones) y de comportamiento. Afecta también a la vegetación (puede llegar a provocar la muerte de la planta afectada, lo que adquiere además un matiz económico cuando se trata de cultivos), así como al clima, ya que se trata de un gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento de la atmósfera y a la formación de O3 y de aerosoles orgánicos secundarios.

-Fuente: Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente
Publicar un comentario

Archivos del Blog